V Encuentro Arquidiócesis de Nueva York

Encuentro Debería ‘Anunciar el Evangelio’, Dice Arzobispo del Vaticano

Posted

El secretario del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización dijo a los líderes del ministerio hispano durante el V Encuentro de la arquidiócesis de Nueva York que ellos deben primero tener un sincero “encuentro personal con Jesús” antes de realmente poder ayudar a otros en sus viajes espirituales.

“Somos una Iglesia que apoya a todos, y que no excluye absolutamente a nadie”, dijo el arzobispo Octavio Ruiz Arenas durante su discurso inaugural de la mañana el 24 de febrero en el Mount St. Vincent College en la sección de Riverdale del Bronx. “Tal como dice el papa Francisco, debemos ser discípulos misioneros”.

El arzobispo ofreció el ejemplo de ayudarse mutuamente cuando sucede un desastre natural o durante otras crisis sin importar las diferencias culturales o religiosas. Uno debe vivir el Evangelio, él dijo, y no solo hablarlo.

El arzobispo Ruiz, un prelado colombiano que sirve en el Vaticano, dijo que los fieles no deben temer, aludiendo a las palabras reconfortantes del Señor. Uno no debe temer a los desafíos personales o a las luchas sociales, dijo el arzobispo, citando preocupaciones derivadas de leyes de inmigración injustas. Confíen en el Señor, él añadió, y en la intercesión de María.

“Dios es amor”, dijo el arzobispo, afirmando el significado de difundir el Evangelio, las enseñanzas de Cristo, y de sostener a Jesús como el protagonista de cualquier esfuerzo misionero. “Debemos anunciar una evangelización llena del Espíritu Santo y llena de alegría; no podemos ser pasivos. Tenemos que ser discípulos y misioneros. Esa es la vocación de la Iglesia, anunciar el Evangelio”.

“Estamos llamados a la Nueva Evangelización”, recalcó el arzobispo en su discurso del Encuentro, señalando la importancia de la familia y la comunidad, y abordando las necesidades de los jóvenes y los ancianos.

Las actividades del día tuvieron lugar en el gimnasio del campus universitario, llamado Centro Atlético y Recreacional Sharp, y al lado en el Auditorio Cardinal Hayes. El evento en español fue organizado por la Oficina Arquidiocesana de Ministerio Hispano, dirigida por su directora, Wanda Vásquez.

El cardenal Dolan celebró la misa de clausura del Encuentro arquidiocesano, de un día de duración, el cual atrajo a 650 líderes del ministerio hispano y feligreses de toda la arquidiócesis. El arzobispo Ruiz fue el homilista.

Los participantes del Encuentro se enfocaron en la consulta, la reflexión y la fructificación acerca de dónde está el ministerio hispano ahora y hacia dónde debe ir en el futuro. Una meta importante es continuar reclutando a más fieles en los ministerios hispanos y entrenarlos para roles de liderazgo en respuesta a la creciente población de hispanos en los Estados Unidos. También es importante, dijeron los organizadores, llegar a la gente en las periferias. El Encuentro Arquidiocesano es parte del V Encuentro de la Iglesia de los Estados Unidos.

“Gracias por su presencia”, dijo el cardenal Dolan al arzobispo Ruiz al comienzo de la misa. También agradeció a los obispos auxiliares Gerald Walsh y Peter Byrne por su servicio entre una docena de concelebrantes.

El cardenal dijo haber estado agradecido por la presencia de todos los que se reunieron en el auditorio para la especial misa, reconociendo la presencia y el trabajo de los organizadores. “Mis hermanos y hermanas en Cristo, estoy muy contento de estar aquí”, dijo el cardenal Dolan.

Durante su homilía, el arzobispo Ruiz reafirmó algunos de los comentarios de su discurso de apertura, señalando: “Debemos ser testigos de Jesús”. El habló sobre el poder de la misericordia; y habló de la importancia de la fe y la confianza, aludiendo a la historia de las Bodas de Caná, la historia de Abraham y su hijo, y la Transfiguración del Señor.

Una sesión en grupos durante la mañana se centró en la discusión de un documento de trabajo para abordar lo que debe avanzar a nivel parroquial y diocesano. Una sesión de apertura por la tarde incluyó discusiones sobre los ministerios de jóvenes y adultos jóvenes.

El padre Jean-Paul Soler, párroco de la parroquia de San Clement y San Miguel en Staten Island, habló con los asistentes antes de la sesión de la tarde. El citó la importancia de una vida familiar basada en la fe y el respeto a los valores de la vida.

“Ustedes deben conectarte con la Luz de Cristo”, dijo el padre Soler. “Si viven con la Luz de Cristo, transmitirán la Luz de Cristo”. El padre Soler también es miembro del Consejo Asesor Pastoral Arquidiocesano para el Ministerio Hispano.

El V Encuentro de este año es la continuación de anteriores Encuentros celebrados en 1972, 1977, 1985 y 2000.

El Encuentro de la Región II de 2018 se llevará a cabo del 22 al 24 de junio en Albany, Nueva York, y el Encuentro Nacional se llevará a cabo del 20 al 23 de septiembre en Grapevine, Texas.

Como su palabra lo indica, Encuentro significa encontrarse o reunirse. Los organizadores dijeron que el esfuerzo era reunir fuerzas para proporcionar acompañamiento a aquellas personas que se han alejado de la Iglesia, para lograr que participen en la Iglesia, y que sean la voz de la población católica latina. Para convertirlos en líderes. Los participantes no se sentaron con miembros de sus mismas parroquias. Por el contrario, los grupos se mezclaron intencionalmente para que los asistentes pudiesen conocer a sus similares de otras comunidades parroquiales, y así poder compartir enfoques en cuanto a buenas prácticas en sus ministerios.

A la hora del almuerzo, el arzobispo Ruiz dirigió el Ángelus y el Coro Arquidiocesano del Ministerio Hispano dio como entretenimiento con rítmos de salsa basados ​​en la fe. Los cantantes del coro y los músicos vinieron de varias parroquias. La procesión de la misa incluyó una estatua de Nuestra Señora de Guadalupe donada al cardenal Dolan por la comunidad mexicana hace cuatro años. La procesión también tuvo una cruz donada a la arquidiócesis hecha por inmigrantes colombianos que ahora viven en New Rochelle.

Los frutos del V Encuentro arquidiocesano incluirán un documento de planeación para el Encuentro de la Región II, el cual incluirá a las ocho diócesis en el estado de Nueva York. El documento será enviado al cardenal Dolan para su aprobación. Será escrito por el padre Adaly Rosado Jr., vicario parroquial de la parroquia San José en Spring Valley, y Luis Peña, asistente del director de la Oficina Arquidiocesana del Ministerio Hispano.

Al final de la misa del Encuentro, el arzobispo Ruiz y el cardenal Dolan recibieron cada uno una placa de agradecimiento, un gesto que mereció los aplausos de la congregación. El cardenal le pidió al arzobispo que le dijera al papa Francisco que él y los delegados de Nueva York le enviaban cordiales saludos.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment