First Place Award for General Excellence, Catholic Press Association, 2013-2016

Colombianos se Reúnen en la Catedral para Adorar al Divino Niño Jesús
Por ARMANDO MACHADO
Foto por Christian Cisneros
MISA EN LA CATEDRAL—Una estatua del Divino Niño Jesús

Hombres, mujeres y niños de ascendencia colombiana de la zona triestatal, e incluso más lejos, llenaron la Catedral de San Patricio para celebrar una misa especial en honor al Divino Niño Jesús, celebrada por el obispo emérito Alfonso Cabezas de la arquidiócesis de Villavicencio, Colombia.

La misa en español, celebrada en la tarde del 3 de septiembre, también atrajo a muchos fieles de ascendencia de otros países latinos de Sur América, Centroamérica y el Caribe. La reunión conto con una estatua del Divino Niño. Más de 2.200 personas asistieron a la primera misa arquidiocesana del Divino Niño Jesús, de la cual la Arquidiócesis planea que sea una celebración anual.

El obispo Cabezas y otros dijeron que la liturgia había tenido mucha importancia debido a que coincide con la visita del papa Francisco a Colombia del 6 al 10 de septiembre. Los organizadores señalaron que durante siglos el Divino Niño ha sido símbolo de paz, esperanza, sanación y consuelo para los católicos en Colombia y en todo el mundo.

“Tenemos que preguntarnos cómo vamos a enfrentar los retos de nuestras familias, los retos en nuestro lugar de trabajo”, dijo el obispo Cabezas durante su homilía, señalando que la respuesta es recibir y practicar los mensajes de amor y paz como lo enseñan los apóstoles y nos lo enseño Jesús a todos.

En su homilía, el obispo, que reside en Brooklyn, señaló los problemas relacionados con la inmigración y otros desafíos sociales. El destacó la importancia de confiar en Dios y orar al Divino Niño Jesús. “No se desesperen; no se angustien”, insistió el obispo, añadiendo que siempre debemos tener fe en el Señor.

El obispo Cabezas se unió a más de 20 concelebrantes de la misa, entre ellos monseñor Robert Ritchie, rector de la Catedral de San Patricio; el padre Lorenzo Ato, director de comunicaciones de la Oficina del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis; y el padre Fredy Patiño, presidente del Comité Arquidiocesano del Divino Niño Jesús.

Al iniciarse el evento, María Isabel Nieto, cónsul general de Colombia en Nueva York, expresó unas palabras de agradecimiento y alegría por el hecho de que el obispo Cabezas estaba a punto de celebrar la misa, junto con los otros concelebrantes, y que el papa Francisco pronto visitaría Colombia.

Al final, el padre Patiño expresó sentimientos similares y agregó que estaba muy agradecido de que el cardenal Dolan hubiese permitido que la misa honrando al Divino Niño Jesús se convirtiese en una celebración anual. “Este es un momento histórico”, dijo el padre Patino.

Entre los fieles participantes en la misa estuvieron Uriel Londoño y su esposa Yolanda, nativos de Colombia quienes están visitando a familiares en Nueva York. “El obispo habló apropiadamente acerca de las necesidades sociales en nuestro país y en otros países -él está orando por nosotros; está orando por la paz”, dijo Londoño a Catholic New York después de la misa. El también dijo que espera que la visita a Colombia del papa Francisco ayude a sanar el malestar social que ahí se vive.

Su esposa señaló: “¡Qué honor será tener al Santo Padre en nuestro país... Será una bendición; nosotros necesitamos paz!”

En la misa también estuvo Patricia González, nacida y criada en El Ecuador, quien dijo ser miembro de la parroquia de San Pedro y San Pablo en el Bronx.

“Todos necesitamos estar unidos con Dios y con el Divino Niño Jesús”, dijo la Sra. González, quien estaba con su hijo de 14 años y su bebé de 8 meses. Ella dijo que el bebé había nacido con espina bífida y que ella reza al Divino Niño Jesús por su curación. “Es un milagro que todavía lo tenga”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

BROWSE OUR GALLERY