Católicos Adultos Jóvenes Andan de Peregrinaje en México

Posted

Dieciséis adultos jóvenes andan en una combinación de peregrinación y vacaciones en México para acercarse juntos más a Dios y a Nuestra Señora, y para pasar un buen rato explorando México. La peregrinación de verano de nueve días, la cual se extiende hasta el domingo 21 de julio, es patrocinada por la Oficina de Alcance y Ayuda para Adultos Jóvenes de la arquidiócesis.

“Cuando hacemos estas peregrinaciones, tratamos de que se cumplan tres cosas”, dijo Mary Elise Zellmer, directora asistente de la oficina, durante una entrevista a CNY en su oficina en el edificio del Centro Católico de Nueva York.

“Primero, y lo más importante, es ayudarlos a conectarse con Dios. Lo segundo es que sea una excursión histórica, de tal forma que también puedan tener unas vacaciones como parte de esto. Y en tercer lugar es obtener un verdadero descanso y relajación... Los días en la mitad de la peregrinación serán la cumbre del viaje. Ese es el momento en que estaremos en profunda oración con Nuestra Señora de Guadalupe”.

El itinerario del viaje, a darse principalmente en la parte central de México, incluirá visitas a la colina Tepeyac, lugar de las apariciones de María a San Juan Diego en 1531, la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, y varios lugares antiguos. El grupo asistirá a misa todos los días, excepto el día del vuelo de regreso desde Puerto Vallarta. Los sitios de la misa incluyen la basílica.

Esta es la tercera peregrinación anual de verano patrocinada por la oficina de Ayuda y Alcance a Adultos Jóvenes. El primero fue en Portugal en el 2017 y el segundo en Francia el año pasado, cada uno incluyendo visitas a lugares sagrados católicos. Los programas y actividades de la oficina están diseñados para adultos de 18 a 39 años.

“Cada año hemos ido a un sitio de aparición mariana, el primer año pudimos ir a Nuestra Señora de Fátima. El segundo año visitamos a Nuestra Señora de Lourdes, y este año visitaremos a Nuestra Señora de Guadalupe”, dijo la Sra. Zellmer con gran alegría.

Los 16 hombres y mujeres jóvenes están con dos coordinadores, entre ellos la Sra. Zellmer, un capellán del grupo, el padre Fredy Patiño Montoya, párroco de la parroquia de San José y Santa María Inmaculada en Staten Island, y un gerente de tours de la compañía Peter’s Way Tours, un agencia de viajes especializada en visitas a lugares sagrados católicos. El grupo de peregrinación partió del aeropuerto JFK el 13 de julio con destino a la Ciudad de México con conexión en Miami.

La otra coordinadora de viajes es Kaitlyn Colgan, administradora de la oficina de Jóvenes Adultos. “Estoy muy emocionada”, dijo la Sra. Colgan, señalando la resultante camaradería posterior a los viajes que ella ha presenciado entre los participantes de peregrinaciones pasadas. “No he ido a ninguno de los otros viajes y este es mi primero”.

En México, los participantes y coordinadores planearon explorar la historia y la cultura de Tlaxcala y Teotihuacan, y rezar en varios sitios de la Ciudad de México, incluyendo la Iglesia de la Sagrada Familia, la cual alberga los restos del Beato Miguel Pro, un sacerdote jesuita martirizado en 1927. El grupo también disfrutará del Ballet Folklórico de México en el Palacio de Bellas Artes. Más tarde tomarán un vuelo a la costa del Pacífico y descansaran durante los últimos días en un hotel en la playa de Puerto Vallarta.

Tlaxcala es un pequeño estado en el centro de México al este de la capital mejicana. En el sur, el sitio arqueológico de Cacaxtla muestra coloridos frescos mayas, y las ruinas cercanas de Xochitecatl incluyen pirámides antiguas. Teotihuacan es una antigua ciudad mesoamericana a 30 millas al noreste de Ciudad de México. La ciudad fue designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Varios peregrinos adultos jóvenes compartieron sus pensamientos acerca de la peregrinación con Catholic New York.

Vicky Wolak, una feligresa de 27 años de la parroquia de San Miguel en Manhattan: “Cada peregrinación es diferente y las gracias que uno recibe de cada lugar son diferentes. Estoy sorprendida de cuán rica y verdaderamente universal es la Iglesia Católica”.

Fátima Arcadio, 27, feligresa de la parroquia de la Inmaculada Concepción (Santa María) en Yonkers: “La peregrinación es una manera única para poder conocer más acerca de Nuestra Madre, y al mismo tiempo, profundizar mi relación con Dios a través de su intercesión”.

Caroline Gachassin, 25, Co-Catedral de San José, Diócesis de Brooklyn: “Como joven adulta viviendo en una sociedad altamente secular, estas peregrinaciones únicas ofrecen un tiempo para retirarme y estar completamente inmersa en mi fe católica en un nivel espiritual profundo”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment