Catholic Extension Concede Fondos de Emergencia para Ayudar a Migrantes

Posted

Catholic Extension ha otorgado $25,000 dólares en fondos de emergencia a un establecimiento en la Diócesis de El Paso, Texas, y anima a los donantes de todo el país a proporcionar ayuda para cubrir las necesidades de los migrantes que diariamente salen del centro de detenciones.

La organización nacional basada en Chicago, que apoya económicamente a ministerios católicos entre los pobres y marginados, anunció el donativo el 15 de noviembre. Se dice que eso era únicamente una cantidad inicial y que piensa conceder fondos sucesivos a otros ministerios con migrantes en los meses venideros.

Los $25,000 dólares irán a la Casa de la Anunciación, que ha estado sirviendo a los migrantes en el área de El Paso desde 1978.

Una nota de prensa de Catholic Extension sobre los fondos dice que el establecimiento ha tenido que intensificar sus esfuerzos debido al aumento de migrantes que salen del centro de detenciones de Inmigración y Control de Aduanas, conocida como ICE por sus siglas en inglés.

Están saliendo antes de su cita en la corte de inmigración y, sin lugares como Casa de la Anunciación, no “tendrían ningún lugar a dónde recurrir buscando ayuda”, dijo la nota de prensa.

“En la corte, tratarán de demostrar un temor creíble a regresar a su patria, con la esperanza de recibir asilo político pronto”, dijo Catholic Extension, que describió la situación actual en la frontera entre México y los Estados Unidos como una “crisis humanitaria”.

Los fondos para Casa de la Anunciación ayudarán a cubrir las necesidades básicas de los migrantes, como comidas calientes, ropa, baños, un lugar donde dormir y llamadas telefónicas a sus familias. ICE permite la salida de cientos de personas diariamente.

Algunos directivos de Catholic Extension visitaron la diócesis de El Paso en la semana del 5 de noviembre y vieron directamente las necesidades de las personas que solicitan asilo en Estados Unidos.

“La mayoría de las familias que conocimos eran padres, aferrados a sus niños”, dijo el padre Jack Wall, presidente de Catholic Extension. “Nos contaron historias de extorsión, raptos, y amenazas de violencia contra ellos y sus niños que soportaron en sus países de origen”.

“Pudimos ver el terror y el dolor en los ojos de los padres, muchos de los cuales estaban escapando de criminales que habían jurado raptar, violar, o sacar las entrañas a sus hijos”, dijo Joe Boland, vice-presidente de Catholic Extension para la misión.

En las dos últimas semanas se han abierto diversos albergues temporales, coordinados por Casa de la Anunciación, para acomodar el aumento de los migrantes que salen. Estos albergues colectivamente han asistido a 2,400 por semana durante varias semanas, “sin signos de descenso”, según Catholic Extension.

Muchas personas de los albergues son padres con niños pequeños que tratan de reunirse con sus familiares en Estados Unidos mientras esperan su cita en la corte.—CNS

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment